sábado, 14 de mayo de 2016

Como un tatuaje (I)


Soledad, que a tu seco corazón
apunta el arquero, ¿logrará abatirte?
Digamos soledad por decir lo callado,
sonoro apellido del deseo,
sobria figura sobre débiles tobillos,
recientemente negada,
perpetuamente presente,
silente, amordazada, innombrada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario